martes, diciembre 05, 2006

El "burro" que sabe

Una postal. Ortega con la camiseta de River
El futbol Argentino tiene pocos emblemas tan representativos en el mundo como lo es Ariel "burrito" Ortega. Es ese tipo de personajes que no hay que ser futbolero para conocerlo. Tampoco hay que ser hincha de River para quererlo. Ortega es de esos tipos que alcanzaron popularidad dentro y fuera de la cancha y que se ha ganado el respeto no solo de sus colegas, sino del pueblo argentino en su conjunto.

Actualmente Orteguita esta jugando en River Plate. Luego de algunos percances técnicos y económicos para su retorno al club de sus amores, Ariel pudo volver a vestir la casaca del Millonario, que lo vio nacer alla por 1994 de la mano de Daniel Alberto Passarella, quien justamente hoy es el director técnico de la institucion.

Ariel Arnaldo Ortega, es su nombre completo, nació en Libertador General San Martín, en la provincia de Jujuy, el 4 de marzo de 1974. Comenzó su carrera en Atlético Ledesma de Jujuy, de su ciudad natal, y fue llevado a River Plate por el ex-jugador Roberto Gonzalo.

De festejo. Un Ortega acostumbrado a ser campeon es llevado en andas
Desde los 17 años integró el plantel profesional, que era dirigido por Daniel Passarella, quien el 14 de diciembre de 1991, lo hizo debutar en Primera frente a Platense, partido en el que River ganó por 1 a 0.

Desde sus arranques nomás, el burrito deslumbraba por sus gambetas y enganches. Integró los planteles campeones del Apertura 1991, 1993,1994 y 1996, Clausura 1997 y la última Copa Libertadores conseguida por el club en 1996. Ortega se consolidó como uno de los referentes de ese equipo que dominó parte del fútbol argentino en los `90.

En el año 1994, Alfio "Coco" Basile lo convocó para disputar el Mundial de Estados Unidos. Argentina logró clasificar a la segunda ronda del certamen, pero debio sufrir la baja por doping de su maximo idolo, nada menos que Diego Maradona. La seleccion debía afrontar un duro revés por el episodio del Diez. En ese momento clave, es cuando el Coco se fija en el burro, y lo manda a la cancha. Argentina no pudo con Rumania, pero Ortega dejó una clara imagen de su capacidad.

En referencia a la selección, Ortega debutó en 1993, en un partido amistoso contra Alemania en Miami, de allí en más fue habitual jugador de la albiceleste participando en tres campeonatos mundiales de la FIFA.

Ortega, es recordado en su primer mundial por haber sido quien reemplazó a Diego Maradona luego de su suspensión en Estados Unidos, y por ser uno de los últimos grandes exponentes del potrero argentino.
Mas negativamente, también se recuerda su cabezazo al arquero holandés Edwin Van der Sar, en el Mundial de Francia, lo que le valió su expulsión y una ola de críticas generalizadas.

Luego vino el Mundial de Corea - Japón, en el que rodeado de estrellas de la talla de Juan Veron, Roberto Ayala, Hernan Crespo, Claudio Caniggia y Gabriel Batistuta entre otros, y en el que la seleccion atravesó una de sus peores crísis mundialistas de la historia quedando fuera en primera ronda; el burrito Ortega, otra vez postergó su posibilidad de ocupar el trono bacante desde México `86.

Allá por el año 1996, Ariel Ortega inició su travesía por el Viejo Continente. Todos los argentinos estaban espectantes por saber como le iría al nuevo crack surgido de los potreros. jugó en Valencia CF de la Liga española donde convirtió uno de los mejores goles del año 97 frente al F.C. Barcelona en el mismísimo Camp Nou. Su relación con el entrenador valencianista Claudio Ranieri no fue buena, por lo que los españoles lo transifiieron luego a la UC Sampdoria de Italia, en donde tampoco tuvo mucho suceso. En 2000, fichó por el Parma AC, en donde se adjudicó una Supercopa Italia y una UEFA.



En su regreso a River, en 2001, su figura no hizo mella en un campeonato que lo tenia como genio y figura. Fue asi entonces que vino un equipo turco, el Fenerbace, y luego del mundial 2002, se lo llevo a jugar a Estambul. Donde por diferencias con la cultura, y los habitos inoportunos del jugador, su abrupta y escandalosa salida de esa entidad se produjo al año de firmar el contrato. El burrito no era feliz en Turkia, y rescindio su relacion contractual aun con el riesgo de hipotecar su carreta.

Newell´s Old Boys de Rosario, repatrió un Ortega que estaba mas cerca del retiro que del cesped profesional. Un campeonato ganado con ese equipo, algunas buenas actuaciones y la resonancia que generaba su nombre en el ambito domestico, lo llevaron a probar suerte otra vez en el club de sus amores: River Plate, y nada menos que con su padrino futbolistico de DT: Daniel Passarella.


1 Comments:

At lunes, diciembre 11, 2006, Anonymous Anónimo said...

Esta bueno amigo, segui escribiendo y desarrollando este talento.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home